Minería 4.0: Grandes desafíos para las telecomunicaciones

Rodrigo Briones. Ingeniero Líder de I+D de la gerencia de Tecnología de TRES60.

En minería, sabemos que establecer comunicaciones estables entre puntos distantes con dispositivos ubicados en lugares de difícil acceso y sometidos a perturbaciones ambientales de todo tipo, plantea diversos retos de diseño e implementación.

Por otro lado, los sistemas tecnológicos conectados a estas redes van en aumento y exigen mayores recursos, lo que sumado a las condiciones del entorno y de la operación minera ponen en juego las características ideales de las especificaciones técnicas de los equipos de comunicaciones. De esta manera, cobra gran relevancia la ingeniería que crea soluciones integrales.

Desde los inicios de Tres60, las Telecomunicaciones han tenido un rol central. Entendiendo que son un pilar esencial en el despliegue de nuevas tecnologías, hemos desarrollado proyectos de vanguardia para nuestros clientes.

El diseño, implementación y soporte de una red de geo-mecánica, con sus periódicas adaptaciones, es parte de nuestra experiencia satisfactoria en telecomunicaciones. Esta es una red de misión crítica encargada de interconectar los radares y sensores que monitorean el comportamiento del terreno, garantizando la seguridad y continuidad del proceso productivo.

Desde la puesta en marcha la red descrita ha mantenido una estabilidad en las comunicaciones no vista previamente en términos de disponibilidad y confiabilidad, por más de cuatro años sin interrupción. Son exitosas así aquellas soluciones que por su alto rendimiento pasan desapercibidas quedando en silencio el servicio fundamental que ellas proveen.

AUTONOMIA EN TERRENO

En otra arista de este tipo de proyectos se suma la incorporación de tecnologías de redes innovadoras, que entregan a la industria respuesta a las capacidades requeridas por la creciente automatización, operación remota y autonomía como parte de los desafíos de la minería 4.0.

Un proyecto que se concibió como innovación bajo el alero del ingenio técnico de nuestro equipo de trabajo y de la experiencia en el soporte a redes de misión crítica, es la implementación de una red para perforación autónoma.

Operar simultáneamente cinco perforadoras de manera autónoma, en condiciones diurnas y nocturnas, desde un centro de operaciones remoto ubicado en Santiago a más de cincuenta kilómetros de la faena minera, es definitivamente un objetivo alcanzado destacable sin igual en Latinoamérica.

Como Tres60, nos orgullece tener una participación decisiva en estos logros compartiendo con nuestros clientes la satisfacción de alcanzar metas y establecer una referencia a nivel internacional en perforación tele-operada y autónoma.

En esta hoja de ruta, los esfuerzos no se detienen ya que se encuentra en desarrollo el crecimiento de esta red para proveer capacidad a otros equipos de flota y perforadoras adicionales, particularmente desafiantes por el entorno de operación y sus niveles de vibración.

La operación minera requiere una respuesta en tiempo real con alta tasa de transferencia de datos entre las estaciones de trabajo, la infraestructura fija y la flota que está en continuo movimiento.

Como compañía estamos favoreciendo implementaciones que apuntan aún más lejos queriendo aterrizar, lo que insipientemente se puede oír de una tecnología prometedora, la quinta generación móvil de la industria de las telecomunicaciones.

El éxito de todo este tipo de iniciativas no sólo radica en el planteamiento de una propuesta optimizada técnicamente y una adecuada gestión de proyectos, sino en las relaciones de confianza, el trabajo en equipo y una cultura de alto desempeño de la compañía como puntos clave. Y en mayo, el mes de las Telecomunicaciones, queremos resaltar de ellas su función y la de sus especialistas.

Rodrigo Briones Tres60

Otras Noticias

Suscríbete a nuestro News Letter